"De la muerte al fénix" Antología poética inédita de Jael Uribe... Una mirada por Eli Quezada ( Escritora) “Un se...

Reseña De la Muerte al Fenix-Por Eli Quezada

/
2 Comments


"De la muerte al fénix"
Antología poética inédita de Jael Uribe...

Una mirada por Eli Quezada (Escritora)


“Un ser finito no podría tener la idea de una substancia infinita, eterna, inmutable, independiente omnisciente, omnipotente, si tal substancia infinita no hubiera, por así decirlo, depositado tal idea en el ser finito.” Descartes.

De inmediato este título nos refiere a la imagen de la frase siempre positiva: "levantarse de las cenizas como el Ave Fénix", y al mismo tiempo, nos bombardea de cualidades como: ser resilente, guerreros, valientes, luchadores. En todos los casos, nos ubica en la perspectiva de luchas, caídas, dolores y, obviamente...muertes. La muerte como cambio, nunca como fin. Una conceptualización de la filosofía Zen, si se quiere. Un vivir, morir, vivir…porque hay cierta eternidad en la voz del poeta. Sabemos que todo lo que conocemos en nuestro mundo finito se acaba, se muere, termina, e irremisiblemente, cambia hasta llegar a un fin.

Como materia prima de la poeta, la vida y todas sus contingencias, propias y ajenas, finitas e infinitas, reales o imaginarias, irreales o inventadas, de amor, de luchas, de fracasos y victorias, conforman la voz de Jael. Y ella se crece a orillas de esos precipicios emocionales. Se mantiene al borde del asunto. Se vuelve grito y se agita en la caída... se mece austera en el dolor para luego resucitar con nuevas fuerzas con nuevas voces multiplicadas en lo aprendido. Se toma su tiempo, se ejercita en su quehacer poético, sin cejar ni un ápice en sus visualizaciones en conjunto, porque ella vive las letras, pero vive las problemáticas del género y de la especie humana... todo poeta que se precie de serlo lleva un humanista dentro de sí. Y ella, como la ceniza, se esparce, nacional e internacionalmente. Y ¡de qué forma! Elevando paralelamente una carrera social, cultural y poética. En lo divino se enfrenta a lo eterno, a la muerte, y resucita al tercer día con esta obra que, a grandes rasgos es una muestra de que, a la diestra de todo buen poeta existen dioses susurrándoles al oído. En redención total, nace, luego de varios años de cuidados:

“De la muerte al fénix”, es como un canto plural desde su singularidad de mujer... es un canto a ese grito interno de todas las que no pueden escribirlo ni gritarlo, es un canto a esa muerte del silencio, a las injusticias, las dependencias; y, justamente, un "renacer de las cenizas", como el Ave Fénix.

Si piensa, querido lector, todo esto..., estará sobre los pasos estructurales de la poética de esta antología de nuestra amiga Jael Uribe... que es una inagotable fuente de ricos  significados, cuya particularidad reside en adecuarse a la mirada de cada lector, quien podrá descubrirlo tras su lectura. Esto sólo lo logra la excelencia.

“De la muerte al fénix” es la antología inédita que nos muestra paso a paso la redención de "la mujer", "la poetisa", "el ser humano mujer de este siglo”...ese camino que invita, primero, a la reestructuración (renacer de las cenizas) del viejo patrón femenino para pasar a la construcción de una "Nueva Mujer" que es valiente, una mujer que exige, que habla, que no calla, que grita... que prefiere la soledad a la mediocridad de una relación compartida, o lo que es peor, a vivir mal-amada.

Bien podemos crear un diccionario poético con los versos creados por esta poetisa dominicana de grandes vuelos. El metamensaje de cada gancho de verso nos lleva a la mujer, a los sueños, a los hijos, a la mujer y hombre sombra.... al morir en cada ausencia.

Ahora bien, a la voz de Jael la define un epíteto en especial... valiente.

"Yo puedo doblarme.
Fundirme en la brevedad de vida
mutilar sutilmente a la muerte.
Hundirme, si quisiera.
Fugarme en el vuelo
recogiendo las mitades
de este viaje sin regreso al lado eterno.
Indefinido.
Divago perdido, de momento en los abrazos
y en las alas infinitas del sueño "
(De la muerte al Fénix)


El de Jael Uribe es un canto plural, solidario, repito, y cito: 

“Piedra
solamente una piedra.
Varada. Pretérita. Imperfecta.
Piedra soy piedra
pausada en el presente
en los trozos del viento y la espera.
Una piedra callada,
una piedra insurrecta.
Partiéndome en la nada.
Rodando en los abismos
en la piel de otras piedras”
(De la muerte al Fénix)

El discurso filosófico poético sobre la muerte es sobrecogedor, inteligente y lírico. Nos pega fuerte en el alma, y se nos instala en las pupilas. El título es un verso de antología que se nos graba en la memoria: "La muerte es un bocado de ausencias"... y sigo con algunos versos de este poema:

"La muerte es un bocado de silencios
cosidos a la boca de un tiempo sin palabras.
Un “no estas” caducado en el espacio,
un ruidoso martilleo de lágrimas.
Cabeza de cuchillo cercenando el presente
redondeando la memoria habitante de tu sombra.
Un sendero de mar adormecido
entre las huellas de tu boca. “
(De la muerte al Fénix)


Nos habla de ausencias, nos habla de eternidades. Y es que la poetisa sabe que "eterno" es el momento mientras dura. Como bien dice Plotino: "... La eternidad es el "momento" de absoluta estabilidad de la reunión de los inteligibles en un punto único." (Cap.VII, III Eneada) Y como todo se relaciona, el amor es eterno mientras dura. Dicho esto, y a sabiendas que los poetas somos fabricantes de sueños de eternidades y quimeras... Freud dice en "De guerra y muerte. Temas de Actualidad" que:

"La muerte propia no se puede concebir;... En el fondo, nadie cree en su propia muerte, o, lo que es lo mismo, en el inconsciente, cada uno de nosotros está convencido de su inmortalidad." (Amorrortu, Tomo XIV, pág. 290)

Como bien, verso de referente obligado: “La muerte es una burla, una mueca apagada en la mesa."

Hay un tema que me apasiona, que nos apasiona a los poetas, escritores, todos... esa  constante "imposibilidad del amor": que se asocia con el tema de la muerte, del adiós, de la no concreción del amor, con el tema de lo eterno y con el tema del amor en general que nos remonta a la teoría Lacaniana de lo imaginario, lo simbólico y lo real.

"Entiérrame en tu memoria
donde la herida no besa 
y la humedad de tu boca no escampa.
Ahora que soy nombre en tus agendas,
suspiro de palabra anunciada.    
Un pedazo de carne en la piel de tu sombra.
Un capricho mordido en jactancia.           
Entiérrame ahora que está fresco tu olvido,    
para renacer intacto entre los pliegues de tus sienes
y en la brevedad de tu historia."
(De la muerte al Fénix)

Y en la prosa poética, se crece, se cuece en versos largos toda esa imaginación creativa que lleva dentro esta mujer de luz, como ella gusta llamar a sus amigas poetas:

"Te desafío a ser bocado de orgullos, miel de rosas aderezando mariposas en la panza. A que destajes la muerte acuchillando la vida y te tiendas sobre una cuna blanca. Para que te atrevas a morir a flor de piernas, y a parirme mujer sobre tu espalda. "

Jael Uribe es una gestora cultural nata... es la fundadora del Festival Internacional de Poesía Grito de Mujer... que nace del movimiento Mujeres Poetas Internacional (MPI) Inc. organismo creado por ella y del cual nos honra ser miembra desde el inicio.

Jael es una visionaria, una declamadora exquisita, una mujer de armas tomar cuando se trata de alzar la voz en favor del o la violentado/a, de la mujer maltratada, por los derechos de los desvalidos, etc.  De hecho, este poemario reivindica a la mujer y está estructurado en seis temas principales desde el discurso femenino: el tema de la muerte, la noche, el amor, la mujer, la prosa y el fénix, son materias que como barro, dan forma a sus vasijas-poemas: un grito de liberación que se justifica en el dejar ir, en el morir para volver a nacer, en emerger de las cenizas con fuerzas nuevas y cientos de historias que contar. Todos son uno y Uno son todos. Es que la muerte, la noche, el amor, la mujer, y el fénix son como la vida y la muerte: un proceso de crecimiento que no se da sin estos temas bien patentizados. Nos cuenta de ese crecer y transformarse; de ese morir para renacer. De ese cambiar alas cual mariposa herida. De simbiosis y metamorfosis logradas con metáforas inolvidables o alegorías insustituibles.

"Hoy grito cautiva en el abismo de mis alas.
Alas que son aire.      
Tinta mutilada.   
Los huesos crujiendo clamado en regocijo.
Sonrisas molidas desde el alma."
(De la muerte al Fénix)

En la semiótica altamente lírica, dramatúrgica, plástica de Jael Uribe se constatan todas las valoraciones que son temas recurrentes en el discurso femenino y social. Que rechaza esa solidaridad implícita en los silencios colectivos, a la condición machista impuesta por la sociedad desde todos los tiempos. Las construcciones son libres con versos cortos y largos que nos mecen con sus figuras retóricas y atinadas cual bisturí afilado listo a insertarse en la médula del lector.

Jael logra muchos hits, aciertos, alegorías: versos que se convertirán en frases referentes, citas obligadas para otros escritores o lectores potenciales. Lo juro.

No hay excusas para no imprimir, de inmediato, esta excelente, bien cuidada y exquisita obra poética de la escritora dominicana, de este tiempo, JAEL URIBE, "DE LA MUERTE AL FENIX", con una proyección lectora mundial, dada la incidencia de su proyecto cultural y su festival, repetimos, Festival Internacional de Poesía Grito de Mujer...  que se celebra cada año, en el marco del mes, y día de la Mujer en más de ochenta países del mundo. Como negocio, a las editoras les conviene y como obra a disfrutar,  los lectores se embriagarían, indudablemente, del placer de leer sus poemas. Es una promesa.




También te pueden gustar...

2 comentarios:

  1. Y para hablar de una mujer de luz, creo que me quedo corta, Jael fue, es y sigue siendo un ejemplo del poema en defensa de la mujer y las mejores causas, y al mismo tiempo, es en ella misma una artista multifacética, completa... mucha prosperidad para ti en 2015......

    ResponderEliminar
  2. Eli, tus palabras maravillosas. Escoger cada poema, desmembrarlo en cada rincón filosófico me ha llevado a la urgencia de conocer más de la poeta que nos has presentado. Atinada, intensa. Jael Uribe, me estoy convirtiendo en seguidora de su palabra.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por llenarme de luz! Te regalo una sonrisa!

Firma nuestra petición por las niñas de Guatemala!