slider img
slider img
slider img

Me abrazo al hoy!

No gracias, Facebook. Hace tiempo aprendí que no se debe vivir del recuerdo. Me abrazo al hoy, y a veces a la esperanza. Presumo que “mañana” también existe. Cada día me abres una puerta, dices que mire, que entre y me sumerja. El pasado sigue siendo pasado, no importa la beatitud sus recuerdos.

El presente me abre sus brazos y yo, absorta en su melancolía, me vivo, me ato a lo nuevo sin arrepentimientos. Soy aquella que decido ser hoy, sin máculas.

Feliz día, los quiero!

----------------------------

No thanks, Facebook. I learned long time ago that you should not live out of memories. I embrace today, and sometimes later on, I presume that "tomorrow" also exists. Every day you open that door, you tell me to look inside, to let myself go and dive. The past is still past, no matter the beauty of its memories.

The present opens up its arms to me and I, wrapped up in its melancholy, live, and tie myslef up to new things without regrets. I'm the one who I decided to become today, without spots.

Good mornig, my love ones!

Ingrato


Hoy me estaba esperando en la puerta. Pensé que era la cosa más fea  y desgarbada que jamás había visto. Aún así le abrí los brazos de par en par. Lo levanté del piso, le tomé una foto, le hice un espacio entre los cuencos de mi habitación para que pudiera dormir. Cómo lloraba el probrecito! el mundo parecía ser demasiado grande para él. Lo estrujé entre mis palmas, quería convencerlo de que se quedara conmigo, de que no encontraría otro lugar mejor que aquí. Tan pronto le dí de comer enfiló hacia la puerta. Se fue siguiendo al primer muchacho que pasó cerca sin voltear a verme. Dibujaba a su paso los trozos de mi desilusión. Maullaba y se frotaba de sus piernas con absoluto regocijo, tal como me lo hizo a mí.

#jaeluribe

Jael Uribe en la Semana Internacional de la Poesía 2017


La Semana Internacional de la Poesía, creada y organizada por el poeta Mateo Morrison en el mes de octubre, constituye un lugar propicio para encontrarnos, desde el primer Aquelarre Poético que da inicio a su larga jornada, coordinado por el poeta Luis Carvajal, a las distintas presentaciones en conmemoración al Día Nacional del Poeta, hasta el encuentro formal de poetas nacionales y extranjeros en distintas locaciones a nivel nacional. 

Colegio de La Salle, Ave Bolívar. Homenaje a Aída Cartagena Portalatin


La poesía siempre será una excusa para encontrarnos, y darnos ese abrazo solidario en las letras que amamos y nos hermanan. Ha sido una maravillosa experiencia compartir con mis hermanos y hermanas poetas y con los cientos de estudiantes de los centros educativos dominicanos, una nueva experiencia!

Centro Excelencia República de Colombia, Ens. Luperón

Centro Educativo María Inmaculada, Ens. Luperón

Dejo esta breve nota solo para agradecer la oportunidad de ser parte de las vida de muchos jóvenes que necesitan de la fuerza de la poesía para sobrellevar las distintas situaciones que enfrentan en este mundo. Aportar mi granito de arena, le da sentido a mi causa y misión de vida.

Jael



No te la creas...



No creo nada de lo que me dicen...no discrimino al que me aplaude un poema porque le gusta o al que le disgusta, pero igualmente me aplaude ( no me interesa para nada). Necesito ser consciente de mi propio valor sin mentirme, y estar cada vez más clara del diálogo interno que sostengo a diario conmigo misma. Es que eso de escribir es un oficio muy serio! no es para andar haciendo alardes (...pienso yo).

En este medio uno deber ser incrédulo, y volverse hacia adentro para mejorarse. Se debe saber que no todo está aprendido, aunque alguien nos diga lo contrario. Siempre faltará  encontrar esa sublime expresión del poema que grite lo que en verdad te falta.

Quien te diga que eres un gran poeta, te miente. También quien te dice que ya no escribas más, que estás pago; al fin y al cabo escribirse  se trata de encontrarse, no de buscar la aprobación de nadie. Si escribes para el aplauso te prostituyes, y te vendes muuuuuuy barato.

Si te la crees, no avanzas. Si te la crees das todo por sentado y feliz de presentar una entrega mediocre que no trasciende y por ende, no cumple su trabajo. Aún así aspiras te tomen en cuenta, secretamente sueñas con ser "grande". Entonces te das con el rechazo colectivo, o el silencio de quienes ni aplauden, ni dicen nada mientras tú te quedas esperando. No hay nada peor que tragarse el silencio sin vino, no abrir los ojos a tiempo es una ceguera enorme y nunca tendrás bastante.

Por eso yo prefiero ser incrédula, y de vez en cuando ignorar el espectáculo y su parafernalia. Volverme lo suficientemente seria como para ser mi peor jueza, mi enemiga más incisiva, mi mayor lectora y mejor crítica.

Feliz día, los abrazo!
Jael