La noche del lunes 27 de marzo, la poeta dominicana Jael Uribe se llevó el Premio Vicente Rodríguez-Nietzsche 2017, en la apertur...

Jael Uribe | Gana Premio | Poesía 2017 | Puerto Rico

/
1 Comments
 
La noche del lunes 27 de marzo, la poeta dominicana Jael Uribe se llevó el Premio Vicente Rodríguez-Nietzsche 2017, en la apertura del 9no Festival Internacional de la Poesía en Puerto Rico. El premio fue recibido por la poeta Zulma Quiñones, quien en representación de Jael Uribe, leyó unas palabras de agradecimiento y también un fragmento del poema ganador "Las manos de mi madre". Jael Uribe no pudo estar presente al momento de fallo por estar recibiendo simultáneamente otro premio que ganó en Noruega por su labor como activista y gestora cultural.

Adicional al premio una compilación de los poemas de Jael Uribe en homenaje a su madre, fueron publicados en un libro artesanal (plaquette) titulado con el mismo nombre del trabajo ganador. Al escuchar del fallo del jurado, los escritores presentes, especialmente los dominicanos, vitorearon alegres el nombre de Uribe, a quienes conocen bien por su labor con la causa Grito de Mujer.

 
El Festival Internacional de Poesía se complace en anunciar públicamente para Puerto Rico y el mundo el fallo del jurado del premio Vicente Rodríguez- Nietzsche, otorgado en ceremonia durante la apertura del 9no Festival Internacional de Poesía en el Teatro de la Universidad Interamericana, Recinto Metropolitano. 


LAUDO 


Premio Vicente Rodríguez-Nietzsche 2017

Los miembros del Jurado del Segundo Certamen Literario Vicente Rodríguez Nietzsche, auspiciado por El Festival Internacional de Poesía en Puerto Rico, decidimos por unanimidad otorgar el único Premio, al poema Las manos de mi madre de Tubeth 2000, pseudónimo del autor o autora. 

Se trata de un extenso poema que expresa la angustia vital en la evocación de la madre-patria. Las imágenes de este poema son impresionantes por su gran dureza. Estamos ante una creación conmovedora apasionada, intensa, estremecedora. El lenguaje construye un cuerpo de gran significación y profundidad lírica. Los tropos son originales y dramáticos. La voz poética nos revela las sinuosidades del amor-dolor de la madre o patria herida. Esta vitalidad se da en la geografía; también en los avatares de la existencia adolorida. El manejo de los recursos líricos se evidencia en el laconismo elocuente. En la personificación de elementos topográficos, en la intertextualidad con obras conocidas. Asimismo, en las analogías fónicas, dicotomías antitéticas, en las imágenes sensoriales y auditivas y en las extraordinarias antítesis. Las alusiones astrológicas o mitológicas subrayan la riqueza de estos versos. Imágenes como “Cuando el lobo aúlla su última campanada silente” porta esa maravillosa hondura lírica, que fluye, como en todo el escrito, dentro de una cadencia natural. Con este laudo, los miembros del Jurado afirmamos el elevado nivel lírico de este poema, así como la trascendencia, la profundidad y la autenticidad de la voz poética. 

Finalmente deseamos agradecer a los Directivos del Festival Internacional de Poesía en Puerto Rico la confianza que depositaron en nuestra capacidad para valorar estos poemarios, muchos de ellos merecedores también de reconocimientos y distinciones.

Un abrazo a Vicente Rodríguez Nietzsche, vate inspirador de todos nosotros.


En San Juan, Puerto Rico
hoy 27 de marzo de 2017
Pedro Juan Ávila Justiniano
(poeta de Puerto Rico)
Yolanda Duque Vidal
(poeta de Chile)
Fabricio Estrada
(poeta de Honduras)


También te pueden gustar...

1 comentario:

  1. Mi más sincera enhorabuena por esa fulgurante carrera en bien de la cultura y de la Paz.
    Abrazos

    ResponderEliminar

Muchas gracias por llenarme de luz! Te regalo una sonrisa!

Firma nuestra petición por las niñas de Guatemala!